2009/10/20

MARRUECOS (IX): ASILAH

Llegamos a Asilah a las 7 de la mañana. Sin noticias de Bashir. Deambulamos con nuestras pesadas mochilas por la ciudad solitaria. Una cafetería en la calle Imam Assili, al pie de la medina, abre hacia las 8. Allí desayunamos y nos recomiendan alojamiento: apartamentos Mounia, en el Paseo Marítimo (14 Rue Moulay Hassan ben el-Mehdi), vistas al mar y a la medina, limpios, baratos...totalmente recomendables.

Asilah es una ciudad pequeña con una medina coqueta y limpia, playas no tan limpias (hay que ir a buscarlas unos kilómetros al sur) y un ambiente agradable.

Las cafeterías y restaurantes permanecen prácticamente vacíos durante el día frecuentados por unos pocos turistas. Es Ramadán.

A partir de las 10-11 de la noche la gente sale a pasear en ambiente festivo y llena todos los establecimientos hosteleros.
El día 27ºde Ramadán , según sostiene la tradición musulmana, comenzó la revelación del Corán a Muhammad. En recuerdo de ello se celebra en el Islam la llamada Noche del Destino. Este año es el 17 de Septiembre y un inmenso gentío sale a la calle a pasear con sus mejores ropas.

(2009-9-14/17)