2012/08/21

HARRÁN. LOS KURDOS DEL DESIERTO

Dice la Biblia que cuando Abraham, Lot y sus respectivas familias salieron de Ur (en la Baja Mesopotamia) para hacerse cargo de la prometida tierra de Canaán, se establecieron por un tiempo en Haran (la actual Harrán en la Mesopotamia turca). Bueno...

Lo indiscutible es el valor estratégico que siempre ha tenido esta población desde el segundo milenio adC.  Por aqui caminaron (Harranu = Camino en asirio) hititas, asirios, Mitani, medos (¡los kurdos!), persas, seléucidas, partos, romanos etc..
Ahora es un pequeño poblado que atrae el turismo por sus casas-colmena





Estas casas de adobe nos trajeron a la memoria aquella película turca que ganó la Palma de Oro en Cannes en 1982:  Yol (El Camino, en turco). En ella se relataban las historias de cinco hombres que habían salido de prisión durante un permiso de una semana.  Entre esas historias estaba la del preso kurdo que vuelve a su pueblo fronterizo (¿Harrán?) para ser testigo de la muerte de familiares y amigos enfrentados al ejército turco.  


Escenas de la película Yol en ese pueblo kurdo fronterizo (entre Siria y Turquía) cerca del Eúfrates.



Al otro lado de la frontera, en Siria, vive el mismo pueblo.  En estos tiempos de revoluciones y primaveras árabes, los kurdos, despreciados por los revolucionarios sirios -los Hermanos Musulmanes, árabes al fin- intentan controlar su región y apoyan al maldito (por Occidente y por la demócrata Arabia Saudí) Bashar Al-Assad.  

Cuando hace tres años visitábamos el N de Siria (a menos de 100 km de donde ahora estábamos), en los alrededores de Alepo encontramos también pueblos de adobe similares. Son beduinos nos dijeron...Ahora sabemos que eran kurdos a los que ni se les reconocia su identidad.