2010/06/12

CRÓNICAS BERLINESAS (III). PUERTA DE BRANDENBURGO

El protagonista de una novela de Joseph Roth (La tela de araña, 1923) soñaba con una entrada triunfal a través de la Puerta de Brandenburgo, montado en un caballo blanco, rodeado de banderas al viento, aclamado por multitudes y admirado por todas las mujeres. Recordaba desfiles triunfales tras las guerras de Prusia y, en los peores momentos en las trincheras durante la Gran Guerra, ese sueño le mantuvo vivo.

Muchos alemanes creyeron que el nacionalsocialismo sería el encargado de cumplir ese viejo sueño.

Damos la espalda a este monumento de marciales resonancias y rodeados de banderas de las embajadas norteamericana, inglesa, francesa, rusa... marchamos sobre la Unter den Linden (Bajo los Tilos), una de las principales avenidas de Berlín, camino de la Bebelplatz.